DIA DE MUERTOS: UNA TRADICION MUY MEXICANA

El día de muertos es una tradición muy mexicana en la que el 1 y 2 de Noviembre de cada año se celebra el regreso temporal de los difuntos al mundo terrenal; esta celebración existe gracias a la unión de la cultura prehispánica y la religión católica.

El calendario católico designó el 1 de Noviembre como el día de Todos los Santos, que corresponde a todos “Los muertos chiquitos”, pero, por otro lado, el 2 de Noviembre es día de los Fieles Difuntos, que son los adultos.

Al acercarse el Día de Muertos se acostumbraba ir a los cementerios unos días antes y decorar las tumbas con altares llenos de fotografías o imágenes, calaveras de azúcar, flores de cempasúchil y platillos de comida Mexicana que les gustaban a los difuntos.

Arreglos y adornos a las tumbas de los panteones.

¿Cuál es el origen del día de muertos?

El culto a la muerte, era uno de los elementos básicos del México prehispánico. Cuando alguien moría era enterrado envuelto en un “petate” y se organizaban fiestas con el fin de guiarlo en su recorrido. En las civilizaciones mayas veneraban a sus muertos al final del ciclo agrícola del maíz.

La historia cuenta que la muerte daba inicio del viaja hacia el Mictlán, que es el lugar de los muertos. Para llegar ahí, las almas deben pasar por diferentes obstáculos para llegar con Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, el señor y señora de los muertos, que son los dioses del Mictlán, y a quienes se les debe hacer una ofrenda para descansar por toda la eternidad.

Ofrenda prehispánica para los dioses del Mictlán.

¿Qué hacer el día de Muertos?

Altar de muertos

El altar de muertos simboliza el puente entre el más allá y la vida. Por lo general tienen 3 niveles. Uno simboliza el cielo, otro la tierra y otro el inframundo, niveles que los difuntos deben escalar para llegar al mundo de los vivos; para recibir a los difuntos las personas colocan en los altares la comida que más le gustaba al difunto y los acompañan con flores de cempasúchil, que según las tradiciones ayudan por su color y olor a trazar las rutas de los muertos.

Altar con ofrendas del día de muertos.

El saborear un Pan de Muerto, constituye una parte muy tradicional en los Altares de Muertos; sus formas son muy variadas siendo la más tradicional la redonda con bolitas, simulando canillas o huesos de las extremidades. Esta forma redonda algunos la consideran como si fuera una flor con sus pétalos y pistilos, pero otros dicen que simboliza una tumba o la forma de un cráneo rodeada con huesos (canillas) que apuntan al centro. El sabor del Pan de Muerto es el de un biscocho Mexicano a base de pan de huevo con leche y mantequilla con aroma de azahar o flor del naranjo y espolvoreado con azúcar en la parte superior. Para la cultura latina la muerte se venera, honra y utiliza como un símbolo que puede servir para jugar y hasta espantar como burlándose de ella. Es por eso que la tradición de las calaveras de azúcar se pone el nombre de las personas y las familias buscan comprar aquellas que tienen el nombre de cada uno de los familiares.

Tradicional pan de muerto casero.

San Cristóbal de las Casas al igual que muchos lugares se identifica con la tradición del Día de Muertos, es sin lugar a dudas una de las fechas más esperadas por las familias sancristobalenses puesto que se reúnen para visitar a sus difuntos en el panteón municipal. Te esperamos en el Hotel Casa Lum para disfrutar de las atractivas actividades y eventos, como lo es el tradicional desfile de muertos que se lleva a cabo la noche del 01 de noviembre, donde  salen cientos de personas disfrazadas con los más espeluznantes atuendos, acompañados de alegres batucadas que nos hacen tomar con humor estas fechas.

Autor: Casa Lum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *