Chiapas en 10 días, relato 5 de 10 Comitán

Chiapas en 10 días, relato 5 de 10 Comitán

Día 5.

Conociendo Comitán de Domínguez, las zonas arqueológicas mayas de Tenam Puente y Chinkultic y disfrutando las Lagunas de Montebello.

Aquí inicia el relato número 5 de los 10 días de nuestras vacaciones por el estado de Chiapas.

Recuerdo que nos levantamos muy temprano; queríamos llegar a la ciudad de Comitán de Domínguez antes de las 10 de la mañana; instalarnos en el hotel y visitar los lugares que teníamos planeados ese día.

Así que tomamos el automóvil; San Cristóbal aún tenía poco movimiento en sus calles y al ir avanzando para tomar la carretera que nos llevaría hasta Comitán recuerdo haberme despedido de esta hermosa ciudad con un poco de nostalgia y deseando poder regresar a ella algún día.

Ya estando en la carretera no nos quedaba más que disfrutar el paisaje: abundantes bosques de pino, mujeres y niños pastoreando borregos,  montañas y pequeños poblados a lo largo de la carretera.

Después de hora y media de camino estábamos entrando a la ciudad de Comitán, debo decir que nos causó muy buena impresión; es una ciudad limpia,  bien conservada y con edificios coloniales igualmente bonitos.

Después de instalarnos en el hotel, decidimos no perder más tiempo para hacer nuestra primera visita: iríamos a la zona arqueológica de Tenam Puente; queríamos aprovechar la mañana para las excursiones que teníamos planeadas y ya por la tarde-noche disfrutaríamos de la ciudad.

Tenam Puente se encuentra a tan solo 12 kilómetros de distancia de Comitán y aunque es poco conocida de verdad que vale mucho la pena visitarla.

Fue construida en una posición estratégica sobre una montaña con una serie de colinas que le permitía tener una excelente vista y dominio de toda la planicie comiteca.

En esta zona arqueológica podrás apreciar 3 juegos de pelota  y desde las pirámides más altas puedes disfrutar de hermosos paisajes llenos de vegetación.

 

Tenam puente, Comitan, Chiapas.

 

Recorrer el sitio nos tomó aproximadamente una hora y media y he de decir que salimos con muy buen sabor de boca ya que nos pareció un lugar muy bien preservado, muy cerca de Comitán y de fácil acceso.

Concluida nuestra visita tomamos nuevamente la carretera y después de manejar casi 40 kilómetros encontramos la desviación que nos llevaría hasta la zona arqueológica de Chinkultic, la cual se encuentra muy cerca del Parque Nacional Lagunas de Montebello.

Lo que caracteriza esta zona arqueológica es que su arquitectura se adaptó a la topografía natural del terreno, es decir, se aprovecharon los desniveles naturales de la superficie para construir los edificios. Estas construcciones  están ubicadas en puntos estratégicos cerca del “Cenote Agua Azul”, la laguna “Chanujabab” y la laguna “Tepancuapan”.

Tanto la ciudad de Chinkultic  como Tenam Puente tuvieron su época de mayor esplendor cuando los centros mayas de las tierras bajas como Palenque y Yaxchilán colapsaron, es decir, estas dos pequeñas ciudades mayas sobrevivieron al colapso inicial y se convirtieron en pequeñas potencias de las tierras altas del mundo maya, se cree que estuvieron ocupadas hasta alrededor del año 1200 d. C.

Definitivamente que valió la pena visitar estas dos pequeñas ciudades mayas; creo que se les debería de dar más promoción porque en realidad hay pocos visitantes y ambos lugares son excelentes opciones para los turistas, se encuentran muy bien cuidadas.

Nuestra siguiente parada fue el Parque Nacional Lagunas de Montebello, ¡qué lugar!

Realmente es de una belleza impactante, aquí pudimos deleitarnos con paisajes maravillosos.

El parque está formado por una serie de lagunas de colores bellísimos que van desde el verde hasta el azul turquesa y está rodeado de bosques de pino y encino.

El lugar te ofrece actividades como el senderismo, campismo y paseos en lancha, así como en balsa o kayak.

Nosotros nos dedicamos a caminar, a llenarnos de esa hermosa naturaleza y a tomar fotografías de las lagunas. Si visitas Chiapas NO puedes perderte este lugar, te lo recomiendo ampliamente.

Lagunas de Montebello, Comitan, Chiapas.

Regresamos a Comitán por la tarde; es una ciudad que también es considerada Pueblo Mágico por la Secretaría de Turismo y después de caminar por sus calles pudimos darnos cuenta que este nombramiento es muy merecido.

Es una ciudad llena de historia, con edificios coloniales muy bonitos y bien cuidados; tiene un clima templado inmejorable y su gastronomía es parte importante de su atractivo.

Nosotros tuvimos la oportunidad de caminar por su parque central; conocimos la iglesia de Santo Domingo de Guzmán, el santo patrono de la ciudad y por suerte pudimos visitar el Museo Belisario Domínguez. Este  museo está localizado en el centro de la ciudad en  la casa que perteneció a este héroe chiapaneco; aquí se exhiben objetos personales del Doctor así como documentos escritos por él, incluido el discurso original que el Dr. Domínguez leyó ante el Senado y que más tarde le costaría la vida al culpar directamente a Victoriano Huerta por la muerte de Francisco I. Madero y exigir su renuncia como presidente de la República.

Recuerdo que terminamos el día completamente agotados, habíamos caminado mucho y solo queríamos descansar ya que al día siguiente nos esperaban más aventuras: estaríamos llegando a Las Guacamayas dentro de la Selva Lacandona.

 

Autor: Regina Cantú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *