El tabaco y sus efectos en el medio ambiente

Día Mundial sin Tabaco

El 31 de mayo de cada año desde 2008, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus organizaciones aliadas, celebran el Día Mundial sin Tabaco que en particular este año se enfoca en generar conciencia y llama a la acción sobre las consecuencias negativas para la salud del tabaquismos y las personas expuestas al humo del tabaco; y resaltar la relevancia de la función de los pulmones para la salud del cuerpo humano.

Según la OMS, aunque el consumo de tabaco ha disminuido, el tabaco mata cada año a 8 millones de personas, 1 millón de ellas fueron fumadoras pasivas. La OMS calcula entonces que 1 persona muere cada 4 segundos en el mundo por enfermedades derivadas por el humo de tabaco, y por eso la preocupación de hacer de este día algo significativo.

Hoy es un buen día, para empezar a dejar de fumar.

En México, según cifras del Gobierno Federal, 5,659 personas mueren al año por enfermedades atribuibles al humo de tabaco ajeno, provocando un gasto económico al sector salud de $8,693,773,232.

Y aunque los efectos en la salud de las personas del consumo de tabaco son generalmente conocidos, los 18 billones de cigarrillos que se consumen diariamente en el mundo, tienen un impacto en el medio ambiente que poco se discute.

Un estudio científico citado por la organización Truth Iniciative en 2018, señala que una sola colilla de cigarrillo fumado en contacto con agua, libera las toxinas suficientes para matar a la mitad de los peces que viven en un litro de agua.

Mas espacios libres de humo de tabaco.

Tomando en cuenta que trillones de cigarrillos se fuman al año, y que en la cultura general los filtros de cigarrillos no son dispuestos en contenedores especiales para su manejo y disposición final responsable, las calles de nuestras ciudades, las playas, las carreteras, los ríos y prácticamente cualquier espacio público, recibe fuertes cantidades filtros y residuos con un alto contenido de químicos que contaminan nuestros suelos y reservas de agua.

Así que la decisión de fumar o reducir por lo menos el consumo de tabaco, debe ser no solo un argumento de que es bueno porque evita daños a nuestra salud y las personas que nos rodean, sino porque evitar fumar, es evitar una fuerte carga de sustancias nocivas para el medio ambiente.

¡Sin tabaco se vive mejor!

Esta responsabilidad no debe limitarse únicamente al consumidor o a las acciones de los gobiernos por prevenir y combatir el consumo de productos relacionados a enfermedades, como el tabaco. Esta lucha por un mundo más sano para personas, plantas y animales, es también una responsabilidad de las empresas.

Casa Lum desde su apertura en 2015, ha sido designado un espacio libre de humo, lo que significa que ninguna persona puede fumar en ninguno de los espacios, ya sean públicos o privados. Esta política, es parte de ser congruentes con nuestros valores y nuestra misión de contribuir con nuestra parte a hacer de este mundo, uno mejor para las futuras generaciones.

¡Cuando uno fuma, fumamos todos!

Para las personas que fuman, este 31 de Mayo es una excelente oportunidad de comenzar el camino hacia una vida libre de tabaco, que no solo ayude a su salud y de las personas que le rodean, sino a todas las que vivimos en este planeta.

Autor: Eduardo Flores 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *