Ideas prácticas hacia la sustentabilidad

11 Ideas Prácticas hacia la Sustentabilidad

Mejora tu calidad de vida con alternativas sustentables

Convierte el 2018 en el año de tu oportunidad de incorporar alternativas sustentables para reducir tu impacto sobre el planeta. Vivir una vida hacia la sustentabilidad es cuestión de empezar con pequeños cambios en nuestros hábitos y continuar aprendiendo y mejorando, por lo que comparto algunas ideas fáciles de implementar.

  • Nunca tires tu ropa. Cuando creas que es necesario desechar tu ropa, busca siempre donarla a personas que pudieran usarla para vestir o como insumo para generar otros productos con la tela. Incluso puedes hacer un bazar para venderla o intercambiarla por otros productos en algún mercado local.
  • Lee un libro o mira un documental ambiental al mes. Además de pasar un tiempo de forma responsable, podrás aprender mientras te sensibilizas sobre el cuidado del medio ambiente. En internet puedes encontrar muchos recursos gratuitos o de pago.
  • Utiliza productos naturales no tóxicos para limpiar tu casa. Podrás vivir en un entorno más saludable y suelen ser más económicos que los productos comerciales. Incluso algunos son de fácil fabricación casera.
  • Cambia de gas al sol. Con el alza en el precio de los energéticos, utilizar un colector solar para calentar el agua ya no es económicamente prohibitivo. A diferencia de lo que algunas personas piensan, estos funcionan en invierno e incluso cuando esté nublado.
  • Consume productos de la estación. Cuando cocines o visites un restaurante, prioriza el consumo de productos de temporada producidos localmente, ahorrarás muchas emisiones por transporte.
  • Aporta a la causa. Establece cada mes una contribución económica a una organización ambientalista, o mejor aún, haz voluntariado en una organización de tu comunidad. Es una forma muy especial de conocer personas afines.
Acciones para tener una vida hacia la sustentabilidad

Cambiemos nuestros hábitos para vivir una vida hacia la sustentabilidad, UNAM

  • Planea tus compras y reduce residuos. Cada que vayas al mercado o compres insumos para tu casa, haz bien las cuentas. La vieja idea que “es mejor que sobre que falte” constantemente produce muchos residuos innecesarios.
  • Siempre trae contigo un vaso térmico. Puede sonar tedioso el cargar con uno, pero utilizar un vaso térmico reutilizable para tomar agua, café o té, ayuda a reducir tu consumo de productos desechables.
  • Utiliza el auto menos. Toma el transporte público o toma un día de la semana para hacer tus pendientes a pie y disfrutar una larga caminata. Puede ser una forma de hacer ejercicio, resolver tus pendientes y ayudar al planeta.
  • Haz un registro de tus emisiones. Ahora puedes encontrar herramientas prácticas y gratuitas para medir tu impacto al viajar, el desplazarte por tu ciudad o incluso de tus alimentos.
  • Visita Casa Lum y pide un recorrido. Planea tu próximo viaje a San Cristóbal de las Casas y ten una visita de bajo consumo energético. Solicita al personal un recorrido y comparte tu experiencia en redes.

La responsabilidad de cuidar a nuestro planeta es de todos y todas, y tus acciones por pequeñas que parezcan, son un gran inicio para la transición hacia un estilo de vida sustentable.

Juntos logremos el desarrollo de una vida sustentable, CASAFE

Cuéntanos tus prácticas sustentables para este 2018, en Casa Lum nos motiva escucharte y de paso, seguro inspiras con tu ejemplo a otras personas a tu alrededor.

Autor: Eduardo Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *