La primavera llegó al huerto

El invierno está formalmente por concluir, y la llegada de la primavera nos da la oportunidad de empezar esos cambios a nuestro estilo de vida que planeamos para el año nuevo y que la rutina y el remanente de las fiestas decembrinas no nos han dejado comenzar.

Si te preocupa tu alimentación y tienes interés en reducir tu huella de carbono, empezar con un huerto en casa puede ser una excelente opción, que no solo te ayudará a mejorar tu alimentación y reducir tus emisiones por transporte de alimentos, sino que un huerto es una excelente terapia ocupacional, especialmente para los que vivimos en zonas urbanas.

Inicia con tu huerto en casa, sembrando hierbas que te beneficien en tu alimentación.

Realizar un huerto en casa puede parecer una tarea complicada, pero en realidad es muy sencillo. Si te preocupa comenzar con una superficie grande como un jardín en casa, puedes empezar sembrando hierbas aromáticas como romero o hierbabuena en pequeñas macetas que pueden incluso decorar tus ventanas desde el interior.

Para tener un impacto un poco más grande, puedes también utilizar maceteras más extensas o incluso utilizar una porción de tu jardín. Para comenzar, puedes sembrar semillas de lechugas o acelgas, crecen rápido y requieren relativamente poco cuidado y la ventaja es que puedes ir podando las hojas exteriores para tu consumo y dejar las interiores para que sigan creciendo.

 

Las maceteras extensas permiten que mas productos sean sembrados para el Huerto.

Si quieres aventurarte un poco más, puedes también sembrar productos que puedas utilizar muy a menudo en casa, como cebollas, chiles o zanahorias. En aproximadamente un mes podrá tener tu primer cosecha. Ahorrarás algunos pesos utilizando el espacio que tienes en casa e invirtiendo un poco de tiempo.

Pero un huerto urbano puede ser una oportunidad de hacer cosas más grandes. Si tienes acceso a una superficie relativamente grande de terreno como un excedente en casa o un terreno deshabitado cerca de ella, por ejemplo de 200 a 500 metros cuadrados, puedes incluso hacer un huerto comunitario.

Huerto Urbano o Huerto Comunitario la forma de estratégica de conservar los productos para una alimentación sana.

Un huerto comunitario es una práctica de agricultura social que no solo tiene los beneficios obvios de seguridad alimentaria y cuidado al medio ambiente, también genera beneficios urbanos al rehabilitar espacios públicos; beneficios sociales al fortalecer las relaciones sociales entre quienes participan al mismo tiempo que reciben beneficios terapéuticos; beneficios culturales al conservar y trasmitir a nuevas generaciones, las tradiciones relacionadas al trabajo a la tierra.

Los huertos son una excelente herramienta para generar cambios positivos, en nuestra alimentación, en la relación que tenemos con la tierra, en nuestro entorno y sobre todo en el medio ambiente. Utiliza a la entrada de la primavera como pretexto para iniciar tu proyecto.

Huerto Orgánico en Casa Lum

Huerto Orgánico en Casa Lum

Si necesitas un poco de inspiración, visita Casa Lum y conoce el pequeño huerto que se encuentra en los jardines de la propiedad. Disfruta de sus productos en el restaurante o incluso pide una visita guiada para conocer a detalle el resto de los esfuerzos que se hacen para mantener y producir alimentos locales, libres de contaminantes.

Autor: Eduardo Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *